Llámanos GRATIS ahora: 900 831 268

 

Extracciones de Humo

Salida de Humos

Tenemos experiencia en el campo de las extracciones de humo, retención de humos y captación de olores. Ofrecemos nuestra gama de productos y servicios para:

   Bares y restaurantes
 Comercios de alimentación
 Locales comerciales
 Locales especiales
 Naves industriales

Diseñamos, proyectamos y fabricamos nuevos productos que garantizan el mejor servicio, cumpliendo todas las Normativas legales vigentes.

Hemos de tener en cuenta que una salida de humo es un elemento importante, para evitar sorpresas indeseadas ya que es obligatorio para las actividades de hostelería.

6
12
13
16
21
extractor

¿Qué es la salida de humos?

Instalación de un tubo/conducto para llevar los humos que producen las extracciones de cocinas, o la combustión de calderas o calentadores. Esta instalación se realiza hasta la cubierta del edificio.

Dicha instalación tiene que ser totalmente independiente a cualquier otra, ya que el aire de extracción se clasifica como alto nivel de contaminación. Es por eso que tiene que cumplir las normativas de protección contra incendios.

Desde el servicio técnico nos pondremos en sus manos para hacer cumplir las normativas vigentes.

¿Qué condiciones tiene que cumplir?

Este es un pequeño resumen de las condiciones que se tienen que cumplir, siempre teniendo en cuenta de la ciudad que estemos situados. Pueden variar.

La extracción de humos de locales debe ser independientes a cualquier otro conducto, incluyendo las salidas de humos de las viviendas.

La chimenea subirá hasta cubierta y tiene que ser un metro más alta que cualquiera de los edificios que se encuentren a menos de 15 metros.

El conducto de extracción tendrá que cumplir las exigencias de seguridad en caso de incendio que dependen de la potencia que instalemos en la propia cocina.

Para los hornos instalados que tengan recogida  de condensación y una potencia total inferior a 10 Kwno requerirá instalación de salida de humos. Si es superado los 10Kw, la extracción deberá hacerse siempre a través de la chimenea reglamentaria, provista,  de filtrado y absorción que precise.

El conducto de la chimenea tiene que tener un diámetro que se calculará en función del tamaño de la campana, y nos proporcionará  el caudal de aire a extraer, para que el sistema de extracción funcione correctamente.

Para la extracción necesitaremos unos ventiladores que serán calculados para la presión de aspiración e impulsión, cumpliendo las normativas vigentes.

¿Puedo instalar una salida de humos en mi fachada?

La normativa municipal de la mayoría de los Ayuntamientos obliga a instalar un conducto de extracción hasta la cubierta del edificio, está prohibido la salida de humos en fachada. Sería perjudicial para los vecinos por las emisiones de humos y olores vertidos.
Realizaremos la extracción hasta la cubierta a través de conductos por patios o fachadas interiores, si es posible utilizar conductos y chimeneas existentes se podrán utilizar. Siempre que se cumplan las normativa o se puedan adecuar. Según el DB-SI del código técnico los conductos instalados por el interior del edificio, como por fachadas a menos de 1,50 metros de distancia de zonas de la misma que no sean al menos EI30 o de balcones, terrazas o huecos practicables serán de EI30.

CONTACTO
Esquema extracción humos

Sistemas de detección y extinción de incendios

Sistema de extinción automático con activación mediante sprinklers para campana de cocinas industriales que cumple con la normativa de extinción sección SI 4 (Detección, control y extinción del Incendio).

El equipo consta de un depósito y una tubería canalizadora ambas permanentemente presurizadas para poder dar una respuesta instantánea en caso de fuego.

El sistema es autónomo, sin necesidad de fluido eléctrico para su funcionamiento y quedando activado las 24h del día, con o sin personal ya que muchos de los incendios son producidos con el local vacío a causa de brasas mal apagadas, freidoras que quedan conectadas, etc.

Los componentes del sistema son totalmente inocuos en presencia humana y su contaminación medioambiental es nula por utilizarse como materias primas nitrógeno, agua y espuma biodegradable.

Su mantenimiento anual después de su instalación es muy sencillo, requiere el mismo tratamiento que un extintor convencional a diferencia de otros sistemas que incluyen central detección o dispositivos electrónicos.

Al ser la presión de trabajo tan baja (entre 11 y 15 bares), se reduce el riesgo en su manipulación y se reduce notablemente la posibilidad de que haya fugas.

El sistema ha sido ideado de modo que una vez instalado no interfiere en el trabajo diario de la cocina.

El residuo que queda en caso de disparo (agua + espuma) es no corrosivo y de fácil limpieza permitiendo que la cocina quede nuevamente operativa en pocos minutos.